Las mejores ofertas

Categorías de blog

Categorías de blog

¿Con qué frecuencia regar las plantas en macetas?

In: Huerto Urbano Hit: 17

Tanto si tenemos una única planta como si tenemos una colección en macetas, es muy importante que nos acordemos de regarlas cada vez que lo necesiten. El agua es imprescindible para que puedan estar vivas; de hecho, incluso los cactus necesitan un suministro regular de este preciado elemento.

Pero, ¿sabes con qué frecuencia regar las plantas en macetas? ¿No? Para evitar que te surjan problemas, te voy a recomendar seguir los consejos que te ofreceré a continuación.

No hay una ”receta” universal de riego

Esto lo tienes que tener muy en cuenta. Cada planta tiene sus propias necesidades de agua, las cuales varían según la estación del año en la que nos encontremos, el lugar donde estén colocadas y el sustrato en el que estén creciendo. Por lo tanto, nunca les daremos la misma cantidad de agua todo el año.

Ante la duda, mejor no regar

Es mucho más fácil recuperar una planta seca que una que ha sufrido exceso de agua. La primera, a menudo basta con meterla en un recipiente con agua hasta que el sustrato quede bien empapado; la segunda en cambio seguramente tendrá ya hongos que harán lo posible por acabar con su vida a menos que se lo impidamos tratándolos con fungicidas.

Comprueba la humedad del sustrato

La manera más fácil de saber cuándo hay que regar las plantas en macetas es comprobando la humedad del sustrato, de cualquiera de estas formas:

  • Pesar la maceta una vez regada y de nuevo al cabo de unos días: la tierra húmeda pesa más que la seca, por lo que esta diferencia de peso puede servirnos de guía.
  • Utilizar un medidor de humedad digital: al introducirlo en la tierra nos indicará al instante qué grado de humedad tiene. Para que sea más fiable, es aconsejable introducirlo en otras zonas (más lejos de la planta, más cerca).
  • Si la maceta es de terracota, le daremos unos pequeños golpes: si suena a hueco, es que hay que regar.
  • Clavar un lápiz o un palo delgado de madera: si al sacarlo sale con mucha tierra adherida, no regaremos.

Regadera

Con estos consejos, seguro que no tendrás más problemas con el riego.