Las mejores ofertas

Nuevos productos

Nuevos productos

Categorías de blog

Categorías de blog

Ampolletas LEC

In: Productos Hit: 270

Llega una interesante novedad al mercado de las luminarias, las conocidas como LEC, acrónimo de Light Emitting Ceramics. Aunque mucha gente piensa que son el relevo de los LED, la  tecnología que emplea es similar a los halogenuros metálicos, pero con grandes mejoras.

Las LEC pertenecen a la familia de las luminarias Ceramic Metal Halide (CMH) o Ceramic Discharge Metal Halide. En realidad LEC era un nombre comercial, pero se están haciendo tan famosas que el nombre se empieza a aplicar a todas las luminarias que usan esa tecnología.El tubo cerámico permite llegar a temperaturas más altas. Gracias a esto consigue varios avances.  La gran baza de estas bombillas, por la que empiezan a ser adoptadas en todo el mundo, es su óptimo rendimiento energético, pues permiten aumentar la producción, a la vez que reducen la factura de la luz. Esto va muy en línea con la demanda del consumidor final, pues quiere ser legal y pagar la luz, pero no quiere consumir tanto. La radiación fotosintéticamente activa (PAR) es la parte de la luz aprovechable por la planta, la totalidad de luz PAR emitida por una luminaria es el flujo de fotones fotosintéticos, PPF, este tipo de lámparas son las que tienen el mayor índice de PPF que existe (1,95 PPF por segundo).  

Seguimiento marihuana LEC Criti-13

La luminaria más usada en el mercado es la de 315 vatios, con un rendimiento claramente superior a la de 400 vatios, casi similar a 550 vatios de sodio, ya que las plantas aprovechan un porcentaje superior de la luz emitida. Además el tubo cerámico reduce el calor radiante, de forma que genera menos aumento de temperatura que una luminaria de sodio, por lo que también se necesita menos climatización, así que el ahorro energético es doble. También gracias al tubo cerámico duran más y mantienen el brillo por más tiempo, de forma que las lámparas demandan menos cantidad de reemplazo que un halogenuro normal.

Otro aspecto clave es que ofrecen un espectro de luz más parecido al del sol. Resulta más completo y de mayor calidad, lo que produce plantas más sanas y vigorosas, además de un menor espacio internodal. Este espectro hace que la misma bombilla se pueda usar durante todo el ciclo de cultivo, desde la germinación a la floración. A esto se une espectro más amplio que incluye un extra de rojo lejano y también luz ultravioleta. En el caso del rojo lejano, está relacionado con el efecto Emerson, por el que la fotosintesis se incrementa, lo que mejora la producción. Según distintas hipótesis, la planta produce la resina como forma de defensa ante la luz ultravioleta, por lo que un incremento de la luz ultravioleta también produce más tricomas. A destacar que se trata de luz ultravioleta del tipo A y B, que no requiere protección, mientras que no incluye la de tipo C que sí requiere protección. Gracias a este espectro tan completo, la luz de los LECs no cambia el color del entorno, por lo que  las plantas se ven mucho mejor, a la hora de identificar plagas y problemas. 

Recomendamos:

In Same Category

Related by Tags